lunes, 28 de mayo de 2018

Del Flipped Classroom al Closed Classroom


Imagen relacionada Antes hacíamos el Contenido Procedimental (las estimulantes Tareas) en casa y el Contenido Conceptual (la aburrida conferencia o enseñanza) en el aula. Un buen día, dos maestros de química de EEUU, pensando más en su satisfacción y gozo que en el de los estudiantes, decidieron invertir los escenarios del currículo bimodal: las tareas para el aula y el bla bla bla, gracias a la emergente tecnología, para el hogar. 










Según la percepción de estos dos maestros, los chavales se les aburrían soberanamente en sus clases (no quiero imaginarme una lección magistral de química), mientras que disfrutaban haciendo las tareas y experimentos de química en sus casas. Se acabaron las estrategias y técnicas para que los muchachos no se aburran y presten atención en clase, se dijeron. A partir de ahora, las tareas se harán en la sala de clase y la lección magistral a todo color en el hogar. Que los padres peleen con la desgana de sus hijos mientras escuchan o leen el contenido conceptual de cada lección. Lo que menos se imaginaban Bergmann y Sams, era que la sala de clase se les iba a caer encima. Si antes del Flipped Classroom el aprendiz, confiado en su capacidad de autoaprendizaje y con la ayudita de su familia, trabajaba fuera del aula el contenido Procedimental (las tareas), y ahora, después del FC son capaces de lidiar con el contenido Conceptual (la lección magistral) fuera del aula también, ¿por qué no cerramos la escuela e innovamos el Closed Classroom? ¿Qué sentido tiene abrir la sala de clase para implantar un currículo bimodal, que puede desarrollarse fuera del aula?

La propuesta de la Educación de Mínimos, apuesta a una escuela para el cuido y desarrollo del ser, y ubica los contenidos conceptuales y procedimentales/práxicos del currículo en escenarios de aprendizaje extraescolares,  virtuales y mundanales (casa, empresa, taller, espacios naturales abiertos). Learning is the work. Lo de espacios formales e informales sería irrelevante, pues todo lo informal es formal y viceversa.

La Educación de Mínimos (paralela al Flipped Classroom), consecuente con la aparición de los múltiples escenarios de aprendizajes gracias a la tecnología, no titubea cerrar la escuela, a no ser que se vaya más allá del currículo bimodal. Si lo maestros están impedidos para hacer en el aula algo distinto que no sea el contenido conceptual y procedimental, cerrémosla (sic). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias

Estadísticas

Free counters




Locations of visitors to this page


Entradas del blog