lunes, 3 de enero de 2011

Tanatologías Educativas

Cualquier pérdida causa dolor en lo más profundo del espíritu. De todas las pérdidas que he sufrido en el peregrinaje de la paideia, hay una de la que todavía queda un rescoldo de cariño: el pupitre con manchas salteadas de tinta de varios colores, la pizarra portatil, práctica y rehusable (esa sí que era de pizarra, todavía no la cambio por la PDI), el tintero incrustado en la parte superior del pupitre y el secador de tinta. Era un arte escribir sin embarrarse. Una mancha abultada hecha con la pluma oxidada en la epidermis del antebrazo derecho, como si se tratara de un tatuaje, es mi mejor recuerdo de aquellos tiempos. Lo bueno dura poco.

Sin embargo, con las pérdidas del 90 para acá, he disfrutado tanto como el que se separa de alguien que no quiere ni anhela. Ha sido, más bien, la liberación de una carga demasiado pesada. 

Con el 90 se fue la máquina de escribir,  impresora, fotocopiadora y la libreta de apuntes. En la primera década del 2000 se fueron las enciclopedias, las revistas, el libro impreso, varios ítemes de los hábitos de estudio (principalmente la toma de notas y el escritorio como lugar iluminado de estudio, las chuletas de los exámenes-para quienes no lo sepan, nuestros niños prefieeren sacar foto con el movil al repaso del día anterior del examen en lugar de intertextean durante el examen o usar el programa Chuletas), el aprendizaje individual (todo aprendizaje es tiempo de apertura, no de clausura), varias aplicaciones basadas en la PC, la páginas web hechas en la PC, los medios egoistas de almacenamiento (CD, disco, pendrive...). De todas las tanatologías, las que más ha horadado al Sistema de Educación han sido la de Print-Tánatos y Biblio-tánatos. Te dejo los enlaces para que los analices.

Primera Tanatología: Print-Tánatos


Yo, director de una escuela, Eliminaría las fotocopiadoras e impresoras para uso de estudiantes y facultad. Sólo dejaría una fotocopaidora "All in one" económica en la oficina para imprimir y faxear aquellos documentos oficiales que la Administración Central así lo requiera, en lo que ésta se actualiza digital y electrónicamente.

Segunda Tanatología: Biblio-Tánatos


Yo, director de una escuela, Convertiría la biblioteca en un Centro de Investigación de documentos antiguos. Readiestraría al bibliotecario para que se haga cargo del mantenimiento de la Red del Sistema de Información y Comunicación de la Escuela.

Tercera Tanatología: Topos-Tánatos

Los nuevos espacios virtuales para el aprendizaje han trastocado el cuarto iluminado de estudios, el escritorio señorial con las herramientas de trabajo estrictamente clasificadas. Ahora sólo tiene utensilios de maquillaje y de aseo. Nuestros niños estudian y aprenden ahora en cualquier lugar, de cualquier forma, sentados en el piso, en el baño, en el pasillo, en la cocina, en la grama del patio, semiacostados en la cama, en el auto, en el mercado, en la playa... El U-Learning es la norma.

Cuarta Tanatología: La escuela

La escuela física no sólo está en peligro de extinción, puede desaparecer en cualquier momento. El estudiante ya no necesita asistir a clase para aprender contenidos conceptuales y procedimentales. Gracias al apoderamiento estudiantil se ha impuesto el aprendizaje subversivo. Las nuevas tecnologías que no sustituyan a la escuela y al maestro no son buenas ni nuevas.


1 comentario:

  1. Utopia aún en miles de escuelas mexicanas

    ResponderEliminar

Muchas gracias

Estadísticas

Free counters




Locations of visitors to this page


Entradas del blog